PUBLICIDAD, CLICK PARA AYUDAR AL BLOGGER

viernes, 15 de enero de 2010

Cuba=Prisión


Los defensores a ultranzas del régimen de Fidel y Raúl Castro aluden en muchas ocasiones a que el exilio masivo de Cuba se debe a cuestiones meramente económicas relacionadas directamente con el falso pretexto del “bloqueo imperialista” (embargo en la realidad) del gobierno norteamericano y la ley de ajuste, niegan que los cubanos emigremos por cuestiones políticas, evidentemente en algunos casos tendrán razón, quizás, pero como siempre, nunca se puede generalizar, máxime cuando esa generalización esta totalmente equivocada en mi humilde opinión.

La mayoría de los cubanos salimos en busca de una mejor vida, como cualquier emigrante de otro país, buscamos comodidad, calidad de vida, lograr nuestros sueños, nuestras metas, conocer otras ciudades, otras gentes, hasta ahí no hay diferencia entre un exiliado ecuatoriano por ejemplo y un cubano. ¿Qué diferencias habría entonces?

Un cubano dentro de Cuba no puede elegir qué hacer con su vida, desde que sale del vientre materno, pasa por diferentes filtros gubernamentales que taladran en su cerebro que debe hacer cada día, que debe comer, que debe ver en la televisión, que debe oír en la radio, que debe leer, que debe decir, que debe estudiar. La posibilidad de elección, de libre albedrío es nula, es por ello la sensación de estar metido en una gran prisión como Alcatraz, también una isla rodeada de agua.

Estas particularidades crea una diferencia en el emigrante cubano respecto al resto, dejando bien claro que no sólo el factor económico influye en su éxodo, recientes estadísticas corroboran este hecho, el país donde más solicitudes de nacionalidad se han tramitado por la nueva ley de la memoria histórica española es Cuba, cada vez que un equipo de béisbol viaja a algún país vuelve con muchos menos integrantes que con los que fueron, médicos cubanos en misión humanitaria arriesgan su vida con tal de escaparse, jóvenes cubanos(muchos de ellos cultos y estudiados) se prostituyen en las calles habaneras esperando que algún turista se enamore/encapriche y les saque de allí, arriesgan sus vidas en maltrechas embarcaciones en el traicionero estrecho de la Florida atestado de tiburones y fuertes corrientes, intentan llegar a la base naval de Guantánamo norteamericana evitando unos de los mas grandes campos de minas del mundo, en fin, es tal el deseo del cubano de salir de su país que incluso he llegado a plantearme si “cubano” debería dejar de ser un gentilicio y si debería cambiarse por “prisionero”.

Habrá motivos económicos para que el cubano en algunos casos deje atrás su patria, pero por encima de esto existe un ansia desmesurada de ser libre como ser humano sin ideologías políticas a su alrededor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...