PUBLICIDAD, CLICK PARA AYUDAR AL BLOGGER

domingo, 19 de febrero de 2012

Opinión: El Dr. Biscet habló en el congreso de USA. ¿Y…? #Cuba


Una de las personas que mas admiro entre quienes luchan por los Derechos Humanos, la libertad y democracia en Cuba es el Dr. Oscar Elías Biscet, veo en su figura una mezcla de Antonio Maceo con su coraje y fuerza y de José Martí por su inteligencia y oratoria.

Soy poco dado a criticar a miembros de la oposición interna en Cuba, y si lo hago intento ser lo mas constructivo posible para que si en caso de que lean lo que escribo aquí o en Twitter les sirva para mejorar su lucha por un objetivo que es común.

Creo que el Dr. Biscet ha perdido una oportunidad de oro en su alocución ante el congreso norteamericano, su influencia y su carisma quedaron en segundo plano ante un repaso de dramas personales y colectivos que el congreso de USA y nosotros los cubanos conocemos de sobra, faltó quizás implementar estrategias o hacer un llamado a implementarlas, recabar apoyos logísticos, pedir unidad entre las fuerzas opositoras, dirigir un mensaje directo al pueblo de Cuba usando el altavoz del congreso y eliminar todos aquellos obstáculos que durante 50 años han fracasado creyendo que servían para algo, hablo del embargo económico financiero y leyes como la Torricelli o Helms Burton (ambas en desuso).

No es fruto de la casualidad o a iniciativa propia del doctor cubano lo que le dio la oportunidad de haber podido hablar en el congreso norteamericano, para que esto ocurriera ha sido necesaria la intervención del conocido e influyente lobby cubano/americano en la cámara de representantes de USA, me refiero a los congresistas Ileana Ross Lethinen, Lincon Díaz Balart (pariente de Fidel Castro), Robert Menéndez y Marcos Rubio entre otros.

El Dr. Biscet quizás pecó de ingenuo y ha tenido que dar las gracias a toda esta lista de personajes, pero erró al decir que su labor por una Cuba en libertad es “altruista”. Para quienes vemos como unos completos inútiles ha dichos congresistas (no somos pocos) empezar un discurso de esa manera dilapida enormemente lo que viene después, por muy bueno que sea.

Estimado Dr. Biscet, estos personajes llevan todo su vida haciendo carrera política (en USA ser político de primer nivel conlleva ganar dinero y mucho) a costa del diferendo USA-Cuba, no me parecería mal que ganaran dinero en forma de sueldo merecido si su labor hubiera tenido algún resultado positivo para la población cubana, que haya mellado a la dictadura y haya abierto las puertas del pueblo a la libertad, pero lo cierto es que a estas alturas no han hecho NADA que haya valido la pena en ese sentido, sino todo lo contrario, el régimen castrista es un experto en enrocarse y sacar partido de esta confrontación.

Un ejemplo muy claro es el calvario que esta viviendo otra luchadora y madre coraje, Reina Luisa Tamayo madre del mártir Orlando Zapata, estos mismos congresistas en vez de canalizar esa fuerza que tiene esta mujer y orquestar una estrategia en la cual su figura lidere un objetivo para el cambio en Cuba le hacen desfilar ante decenas de auditorios para que relate una y otra vez el infierno sufrido en Cuba sin objetivo alguno salvo la indignación y posterior retiro a sus casas de quienes asisten a oír a la pobre madre, hoy busca trabajo como limpiadora de pisos en Miami (oficio digno, dicho sea de paso), su situación económica y la de su familia es precaria. Reina Luisa solo debería preocuparse de cómo continuar el legado de su hijo o descansar después de el infierno vivido, su preocupación no debe ser cuanto dólares le quedan para llegar al fin de mes, le debemos mucho a esa familia.

Regresando al tema del Dr. Biscet y su comparecencia en el congreso.

Dejando a un lado este error en mi opinión (los agradecimientos al lobby cubano/americano), el Dr. Biscet dio un diagnostico sumamente claro de la situación de los derechos humanos en Cuba, narró torturas en las cárceles cubanas con vivencias personales o conocidas de forma muy detallada.

¿Pero de que sirve buscar en un legislativo extranjero la solución a nuestros problemas?.

¿No deberíamos centrar todos nuestros esfuerzos en levantar al pueblo cubano y que cuando esto ocurra justo en ese momento recabar el apoyo internacional?.

Para rematar la comunicación se corta sin que Biscet pudiera decir nada más que hiciera cambiar el sentido de este post que ahora escribo, seguramente algún seguroso la haya  interrumpido desde la sala de escuchas telefónicas del G2. Sin embargo, si las comunicaciones en Cuba están tan mal es porque la dictadura se escuda en que el supuesto “bloqueo” impide a la isla tener una mejor conexión, no es mas que una excusa, pero…

¿Qué pasaría si existiera un cable de fibra óptica que uniera a ambos países?.

¿Qué excusa tendría el régimen para cortar la comunicación de Biscet con el Congreso de USA?.

Es la “pescadilla que se muerde el rabo”, ni siquiera un activista de los DDHH que pretende comunicar una denuncia en el congreso del país que quiere ayudarle lo puede hacer porque este mismo país mantiene una política anticuada que indirectamente afecta a esa comunicación.


Estamos de nuevo en el mismo sitio donde empezamos, hable Dr. Biscet, le escuchan los cubanos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...