PUBLICIDAD, CLICK PARA AYUDAR AL BLOGGER

domingo, 27 de noviembre de 2011

#Cuba: La izquierda, la derecha y la delgada línea roja.



Teóricamente ser de izquierdas es ser progresista, defender a la clase trabajadora y criticar con fuerza el sistema capitalista imperante en la mayor parte del mundo, teóricamente ser de izquierdas en muchos casos conlleva también ser un defensor de los sistemas totalitarios que existen por el mundo autodenominados socialistas o comunistas, véase: Cuba, Corea del Norte o China.

Sin embargo en Cuba (me centrare en mi país) ser progresista y defender a la clase trabajadora es ser de derechas, si, confuso pero así es.

-En Cuba no hay derecho a la huelga.
-En Cuba no hay derecho a pertenecer al sindicato que el trabajador quiera, solo existe un sindicato legal plegado de forma total al Partido Comunista de Cuba, siendo un mero brazo del mismo.
-En Cuba los salarios de los trabajadores no suelen rebasar los 15 euros de media, es mas, si su salario es pagado por un empresario extranjero a 1x1 en Dólares el gobierno se queda con el 80% del mismo.  

Si esto se extrapolara al mundo capitalista normal y corriente los trasnochados y sindicalistas de izquierdas pondrían el grito en el cielo ante semejante atropello.

 ¿Es Cuba un sistema económico/político de izquierdas?

La concentración del poder recae en una sola familia, en un solo apellido, lo mismo ocurre con las riquezas del país, y es este apellido quien distribuye de forma arbitraria esas riquezas a través de empresas pertenecientes al MINFAR o lo que es lo mismo, la jerarquía militar, por lo que los supuestos ingresos derivados de los bajos salarios, empresas gubernamentales que operan hacia el exterior, dividendos de empresas mixtas, impuestos sobre remesas de familiares (que luego gastan en tiendas recaudadoras de divisas del estado) nunca se revierten en el bienestar y el progreso del país, no se construyen carreteras, no se construyen infraestructuras, no se hace absolutamente nada, viéndose un país en ruinas desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí, para colmo machaconamente repiten al pueblo los supuestos logros de la revolución como la salud y la educación cuando se trata de un derecho garantizado por el propio pueblo a través del dinero publico y no de un favor.

Es profundamente llamativo como quienes defienden en el mundo libre y democrático los derechos de los trabajadores y arremeten contra la supuesta “dictadura del capital” no caigan en el error cuando por defecto y obligación ideológica le toca defender a la dictadura cubana (véase Cayo Lara, PSOE o dirigentes de CCOO o UGT en España).

Por tanto, si el disfraz de la dictadura cubana es una ideología de izquierdas con todo lo que ello conlleva en propaganda y organizaciones que se esconden tras el adjetivo de “comunista” realmente lo que existe en mi patria es la peor versión del capitalismo cruel e imperialista, el imperio de los Castro.

 ¿Soy de izquierdas?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...