PUBLICIDAD, CLICK PARA AYUDAR AL BLOGGER

martes, 3 de agosto de 2010

Los cubanos y la política, la política y los cubanos

Hay que ser realistas a la mayoría de los cubanos no nos gusta la política, quizás porque nuestra generación ha estado sobresaturada de ella, desde que nacimos por la radio, por la televisión, en la escuela y en el día a día nos llegan mensajes o propaganda política del régimen castrista, que si fidel, que si el líder, que si el bloqueo, que si los yanquis, que si hay que resistir.

Quizás por eso en el día que decidimos dejar nuestra patria atrás también dejamos atrás el deseo de meternos en política incluso cuando esta sirve para dar pasos para quien sabe algún día poder regresar a nuestra patria y poder andar en libertad en toda la extensión de la palabra.

Somos muchos los cubanos que nos metemos en la política cubana indirecta o directamente, buscando esa libertad, pero lo mas preocupante es que algunos se disfrazan en supuestas buenas intenciones, en un manto de reconciliación para acercarse al régimen y buscar un cambio según ellos buscando otras vías.

Personajes como Hugo Cancio y su plataforma Generación Cambio Cubano es un claro exponente de ello, si uno lee los objetivos de esa plataforma puede estar de acuerdo en todos sus aspectos, pero es en las maneras y formas en las que fallan, no hacia sus propios objetivos (cambio cubano) sino que de cierto modo traicionan a su propio pueblo mezclándose con la dictadura, dándole muletillas, justificando ciertos aspectos de la “revolución” y lo mas grave, creando una división en el seno del exilio cubano de miami.

Yo personalmente me uní a su grupo de facebook pensando sobre todo en su nombre “cambio cubano”, pero día a día soy testigo de como desde esa plataforma se hace caso omiso a las continuas violaciones de los derechos humanos hacia nuestro pueblo, de como se ataca a esa parte del exilio cubano que no ve en el dialogo y en bajar la cabeza ante al régimen una solución, o ver como la música y la pachanga del falso intercambio cultural se abre paso entre la tristeza y el día a día del resolver de nuestro pueblo.

Llegado a este punto tenemos tres extremos principales en mi modesta opinión:

-El cubano que sale del país y no quiere meterse en política, que no quiere saber nada de nada (quizás por miedo a represalias a su familia en Cuba) , que no va a recibir a Ariel Sigler al aeropuerto pero sin embargo llenan un teatro si va a tocar Buena Fe o los Van Van.

-El cubano que esta fuera de cuba , con una ideología cercana al régimen, que aun sigue viendo la sanidad y la educación como conquistas de la “revolución” y que no duda en no solo ir a un concierto de Buena Fe sino que también aboga por un “cambio” en Cuba que no lleva aparejado la desaparición de la dictadura sino una apertura gradual al estilo chino, guarda un cierto rencor y falta de comprensión hacia el exilio “intransigente” como ellos le llaman.

-El cubano convencido de su causa, de que independiente de los problemas económicos detrás de nuestro exilio subyace una cuestión política, que no ve otra alternativa que no sea la retirada de los Castros del poder y la apertura total de la isla hacia el mundo y hacia los cubanos, estos no van a falsos intercambios culturales incluso los critican delante de los propios artistas, no hay ambigüedades en sus mensajes, ni medias tintas, las cosas claras...aunque quizás lo único que quede en las retinas de algunos sea que son unos extremistas, cuanta equivocación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...