PUBLICIDAD, CLICK PARA AYUDAR AL BLOGGER

sábado, 29 de octubre de 2011

#Cuba: "Caso al perro".

Así me sentí.

Durante la ya alejada semana del 26 al 30 de julio una de las cosas que más me llamó la atención mientras repartía volantes y grandes carteles se erigían frente al consulado de Cuba en Las Palmas reclamando derechos humanos (sobretodo el 13.2) era el profundo desentendimiento de los cubanos que entraban y salían del edificio donde de manera casi religiosa pagaban todos los absurdos tramites que les permiten entrar y salir de su propio país o conservar las “propiedades” que aun le quedan en Cuba.

Micrófono en mano desde la acera del frente les decía que no consintieran el atropello, ellos o bien apresuraban el paso, se encogían de hombros o una mueca en sus caras reflejaba aquello de que: “no hay remedio, tengo mi familia allá”. Muy pocos en comparación con el numero que pagaban permisos, prorrogas o pasaportes se acercaron a preguntar, a interesarse y firmar el documento “El camino del pueblo” el cual en uno de sus puntos reclama el derecho de los cubanos a salir y entrar libremente de Cuba

Pero el "Síndromede Estocolmo" alcanzaba cotas patéticas como el de una cubana -ya entrada en años- acompañada de su marido -tambien cubano- se dirige a mi y me dice de manera despectiva “¡Estas en candela! Te están grabando desde adentro”. Pobre mujer, pobres cubanos, no saben que sentirse libre es lo mejor que se puede hacer para precisamente no “estar en candela”.

Es duro para quien se siente libre representar o luchar a quien no se deja, a quien se niega o tiene miedo a reconocer sus propios derechos, es duro no dejarse llevar por el cansancio.

Es duro preguntarse si tanto trabajo vale realmente la pena, si realmente tenemos como pueblo lo que merecemos.

En próximos días se hará una mesa de trabajo en Madrid sobre el asunto de los Cubanos deshabilitados, aquí el evento en FACEBOOK.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...