PUBLICIDAD, CLICK PARA AYUDAR AL BLOGGER

martes, 15 de junio de 2010

Antes y después


Hace poco días ha sido “liberado” (pues realmente es una licencia extrapenal) el opositor y preso político Ariel Sigler Amaya.

No hay mayor prueba de la crueldad de la dictadura Cubana que el cuerpo destrozado de este héroe cubano, huellas que recuerdan los campos de exterminio de la Alemania nazi.

Si echamos la vista atrás podremos establecer comparaciones que dejan aun mas en evidencia al régimen castrista.

Luego de asaltar a mano armada un cuartel en Santiago de Cuba el 26 de julio de 1953 y provocar muertes por parte de los asaltantes y las tropas batistiana Fidel Castro fue arrestado juzgado y enviado a la prisión modelo de la entonces Isla de Pino, luego de un breve tiempo (en comparación con los presos actuales) en dicha prisión fue amnistiado por Batista y el aspecto a la salida de Fidel y de sus acompañantes (entre ellos Raúl el actual mandamás) era extremadamente lozano, parecía que habían salido de un SPA, no de una prisión, parecía que regresaban de vacaciones.

Esta es la prueba de la vileza, de la crueldad, es la prueba de que reprimen sin miramientos, que por pensar diferente pueden llevarte al peor de los estados físicos y mentales.

Ariel Sigler es la viva imagen de lo que es Cuba hoy en día.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...